8 Tips para usar un Sofá turquesa en tu hogar

¿Piensas que el color turquesa es muy atrevido para una decoración?, pues te contamos que, aunque sí es un color atrevido y de mucha fuerza. También es una tonalidad que combina con casi todos los estilos de decoración, solo que debes saber utilizarlo.

Además, resulta muy intrigante e ideal para quienes aman lo colorido. Si te asusta un poco, puedes agregarlo solo en un elemento de la decoración, como, por ejemplo, un sofá turquesa, y escoger la tonalidad que más te guste, es decir, intenso, brillante o suave.

A continuación, te mostraremos algunos ejemplos de decoraciones con sofás turquesas, en diferentes estilos y tonalidades.

1. Sofá turquesa decoración con colores neutros

Sofá turquesa decoración con colores neutros
shopify.com

Los colores neutros combinan con toda la paleta de colores, y por eso el turquesa no podía ser una excepción. En este caso, decidieron pintar todas las paredes de blanco, mientras que el piso es de madera en un tono oscuro, al igual que la mesa cuadrada del centro.

El blanco y la madera, aportan calidez a los hermosos muebles turquesa, cuyos cojines también son del mismo color, menos uno que es blanco, dando un efecto casi monocromático en los sofás.

La planta en medio del mobiliario, también aporta color. Y el detalle de los tres cuadros en una de las paredes, cuya decoración tiene gris, negro y turquesa, logran un efecto único de decoración.

2. Sofá turquesa decoración con mobiliario moderno

Sofá turquesa decoración con mobiliario moderno
treehouse.co

Que el sofá sea turquesa ya es un detalle que marca protagonismo en una decoración, pero si también es un mobiliario moderno, tendrás un salón entusiasta, llamativo y del cual presumir.

En este ejemplo se arriesgaron mucho con los colores, pero de manera positiva. Una de las paredes está pintada en un verde pastel, mientras que la otra solo tiene el borde en azul oscuro y unas cortinas blancas, que hacen contraste con el turquesa claro de los sofás.

El enchapado de la madera en la pared también aporta calidez a esta sala, que tiene un mueble de dos puestos, dos sofás pequeños, un sillón grande y una silla sin apoyabrazos para escritorio. Todo el mobiliario en un turquesa claro.

3. Sofá turquesa decoración en gris

Sofá turquesa decoración en gris
casaycolor.com

Elegancia con color, es lo que resulta cuando combinas un sofá turquesa con una decoración en gris, porque éste color aporta modernidad, distinción, mientras que el turquesa da vida al ambiente. Es una combinación única.

En este ejemplo, decidieron pintar la pared de gris medio, y colocar un sofá turquesa en tono verdoso, con cojines estampados en blanco, amarillo y azul, al igual que un mueble blanco del lado izquierdo.

Una alfombra gris en el medio, y una estantería también gris estilo vintage, le dan el toque único a esta decoración, al igual que la planta en la esquina y la mesa de cristal.

4. Sofá turquesa decoración en tonos claros

Sofá turquesa decoración en tonos claros
decorexpro.com

A simple vista puede que no parezca un sofá turquesa, pero este color tiene varias gamas, y este mueble es un turquesa en gama clara, casi verdoso.

En el resto de la decoración se aprecian colores pasteles, como el beige en las paredes, y el color crema de las cortinas, que hacen contraste con el blanco de la cocina.

En los cojines, puede observarse que dos son del mismo color (estampado en blanco y turquesa), y en el medio uno amarillo, que da el toque colorido al lugar. Es una decoración simple con un poco de color pero no demasiado llamativo, para los que prefieren salones sencillos y acogedores.

5. Sofá turquesa decoración en rosa

Sofá turquesa decoración en rosa
milideas.net

Aunque es un color fuerte, resulta que puede combinarse con casi toda la paleta de colores, especialmente con el rosa, que es una tonalidad romántica y cálida.

En este ejemplo escogieron el rosa para una de las paredes, mientras que la otra, que da con la ventana, decidieron pintarla de blanco, logrando un gran contraste con el sofá turquesa claro, la mesa de madera, que también aporta calidez, y la alfombra blanca.

Sin mencionar la cortina, que también tiene toques de rosa.

6. Salón turquesa decoración con madera

Salón turquesa decoración con madera
treehouse.co

La madera es un material que aporta mucha calidez, y es por ello que cuando lo combinas con el color turquesa, se logra un equilibrio y armonía de colores, porque logra que destaque el color, pero sin abrumar.

Con respecto al mobiliario, tienes la opción de seleccionar un mueble alto de madera, pero que sea de color turquesa en tono claro, y al mismo tiempo lograr un contraste con un sofá igualmente color turquesa de la misma tonalidad.

En este caso decidieron colocar un sofá turquesa, con cojines estampado de distintos colores, y patas de madera. La madera se aprecia en todos los bordes de los ventanales, que también contrasta con el blanco de las paredes. El corte del mobiliario es bastante clásico.

7. Salón turquesa decoración en verde

Salón turquesa decoración en verde
cortinaideal.com

Es probablemente una de las combinaciones más extrañas, porque ambos colores son fuertes. Sin embargo, escogiendo la tonalidad adecuada en cada uno, puedes lograr una bella decoración única.

En este caso, optaron por pintar todas las paredes de blanco, y usar el turquesa en un sofá grande, con cojines verde y turquesa, así como en las cortinas. La repisa y la mesa central también son de color blanco, lo cual logra un gran equilibrio.

El resto del mobiliario es verde, en dos tonalidades, un pequeño sillón en tono medio, y otro también pequeño, pero en un verde más claro pistacho.

8. Salón turquesa decoración en blanco

Salón turquesa decoración en blanco
decorexpro.com

Puede decirse que es la combinación más tradicional, porque lo elegante y combinable del blanco, reduce el impacto del turquesa, pero sin quitarle protagonismo.

Cuando agregamos un sofá turquesa a la decoración, debemos colocar elementos decorativos que no abrumen el espacio. Por esa razón, el blanco es la tonalidad ideal para lograrlo.

En este ejemplo, observamos una sala pintada completamente de blanco, al igual que su cocina. Sin embargo, en esta vivienda de concepto abierto, también destacan otros colores neutros en la decoración, como por ejemplo, la mesa del comedor en negro, la campana de la cocina en gris y los cojines grises.

Si te has quedado con ganas de más tips de decoración, quizás te interese:

9 Formas de decorar con un Sofá blanco