Salón nórdico: 10 ejemplos que te explicarán de qué trata este estilo

El estilo nórdico toma inspiración de las casas del norte de Europa, específicamente de países como Suecia, Finlandia, Noruega y Dinamarca.

Por ello que se explica que es un tipo de decoración que busca sobre todo resaltar la iluminación y la claridad de los espacios. Teniendo en cuenta que son países que atraviesan por largos y nublados inviernos.

El estilo nórdico ya lleva varios años siendo uno de los favoritos dentro de la decoración de interiores. Con seguridad podemos afirmar que es un estilo que siempre está en tendencia.

Con él crearás espacios elegantes, sofisticados, modernos y con mucha claridad. Por ello traemos para ti 10 ejemplos de salones decorados estilo nórdico para que te inspires en ellos. ¡Vamos!

1. Una decoración enfocada en acentuar la luz

Salón nórdico luminoso
Fuente: Revista Deck

El estilo escandinavo, como también se le llama al estilo nórdico, busca principalmente crear espacioso con mucha claridad. Por lo que, en primer lugar, el blanco es un elemento indispensable dentro de las decoraciones nórdicas.

Aparte de que contribuye con una imagen super elegante, el blanco es conocido por ayudar con la claridad de cualquier espacio. Así, si decorarás un salón estilo industrial, el blanco es un elemento indispensable. Bien sea en las paredes, en los muebles, en las mesas, en los sillones, en piezas decorativa, entre otros.

Justo como puedes verlo en este ejemplo, que al fondo, donde se asoma la cocina, notarás que el blanco está presente incluso en el mobiliario y en la isla.

2. Frescura y un toque de color a través de las plantas

Salón nórdico fresco y con plantas
Fuente: Elle Decor

De igual forma, este un tipo de decoración con una imagen bucólica bastante presente. Y que si bien se ha transformado desde su origen, aún conserva grandes indicios de la misma. Es decir, siempre resaltan elementos naturales y plantas dentro del estilo escandinavo. Actualmente las decoraciones nórdicas se caracterizan sobre todo por crear espacios sencillos y elegantes, y ya no tanto por estar llenos de plantas. Sin embargo, siempre hay lugar para al menos un par.

Cómo puedes ver en este ejemplo, las plantas son también una bella forma de introducir colores en tu decoración nórdica. Dónde normalmente, como ya te comentamos arriba, domina el blanco.

3. Espacios diáfanos donde reine la sencillez

Salón nórdico sencillo y diafano
Fuente: Elle Decor

Ahora, lo que más caracteriza actualmente a las decoraciones estilo nórdico son sus looks espaciosos y sofisticados. Es decir, diseños enfocados sobre todo en construir espacios diáfanos. Con pocas piezas a la vista, rozando lo minimalista con mucho estilo.

Este salón da vista al comedor y en todo el sitio resalta una imagen prolija, limpia, fresca y elegante. El blanco hace resplandecer al sitio, la luz natural se filtra con vigor y la alfombra añade un toque acogedor.

4. Piensa en una decoración práctica y armoniosa

Salón nórdico armonioso
Fuente: El Mueble

Por otro lado, es importante que sepas que en este estilo lo práctico y lo útil tienen un valor muy importante. Dependiendo del caso, incluso por encima de lo estético. Que no quiere decir que se le reste importancia al look final. Aun así, enfocándote en incluir solo piezas que sean útiles y con un diseño practico, darás con una imagen armoniosa y bella por su simpleza, característica del estilo nórdico.

Este salón tiene un aspecto súper acogedor, fresco y limpio. Es un diseño inteligente que aprovecha muy bien el espacio. Y todo se logra evitando un exceso de piezas, y ubicándolas en lugares estratégicos.

5. Mezclas interesantes y un resultado muy sofisticado

Salón nórdico sofisticado
Fuente: Pinterest

Al mismo tiempo, por su bella simpleza y la elegante y sobria paleta de colores que le caracterizan, entenderás que el estilo nórdico combina muy bien con otros estilos.

Así que, no tendrás problemas para armar un salón estilo nórdico ciertos con un enfoque minimalista, que es la opción más evidente.

O incluso mezclándole con varios toques de estilo industrial, como ocurre en este salón. La pared de ladrillos vistos es un clásico de las decoraciones industriales. Además, todas las lámparas presentes poseen ese sofisticado look industrial. Mientras que el blanco, la simpleza de la decoración y los textiles presentes son el toque nórdico perfecto.

6. Que predominen los tonos neutros

Salón nórdico con tonos neutros
Fuente: Decoratrix

Como ya te habrás dado cuenta hasta acá, sin duda la paleta que define al estilo industrial es una paleta de tonos neutros. Así que, es importante que evites tonos intensos dentro de tu salón estilo nórdico. O que los añadas solo en pequeñas cantidades. Una que otra pieza que sea un destello de color.

Aun así, en este ejemplo solo están presentes tonos neutros. Lo que te demuestra que realmente no hacen falta tonos intensos para armar un bello look. De igual forma, los detalles en madera contribuyen con cierta calidez

7. ¿Qué tipo de diseño predomina aquí?

Salón nórdico con bonitas vistas
Fuente: ¡Hola!

Dentro del estilo industrial predominan diseños sencillos de líneas rectas. Y al mismo tiempo con líneas curvas suaves que equilibren la decoración. En general, nada exagerado o demasiado fuerte. Por el contrario, diseños tenues que no combatan entre sí, sino que crean una imagen fluida.

8. Los materiales que nunca deben faltar dentro del estilo nórdico

Salón nórdico con madera
Fuente: ¡Hola!

Ahora, enfoquémonos un segundo en los materiales que no pueden faltar dentro de una decoración estilo nórdico. En esencia, dos principalmente: la madera y el metal. Algo que ya te da una idea las sutiles similitudes que tiene con el estilo industrial y por qué combina tan bien con este.

Como puedes ver aquí, la madera es elegante y proporciona suficiente calidez para equilibrar la decoración. Además, en sus tonos más claros tiene un look súper fresco. Mientras que el metal y su espesura añaden mucha sofisticación.

9. ¿Habías escuchado sobre el efecto descolocado?

Salón nórdico ordenado
Fuente: ¡Hola!

Quizá este término te parezca un poco raro. Sin embargo, es la mejor manera de describir el look messy y desprolijo (aunque súper sofisticado) de las decoraciones escandinavas.

Es un look exquisito donde ciertos accesorios, sobre todo cojines y tejidos decorativos, son puestos de manera descuidada. Mira cómo se amontonan estos cojines de distintos diseños y cómo parece que algunas mantas afelpadas se caen del sillón. Una imagen acogedora y chic.

10. El algodón y el lino siempre están presentes

Salón nórdico con algodón y lino
Fuente: Revista Deck

Finalmente, continuando con toda esta imagen natural, fresca y acogedora, entenderás que el algodón y el lino siempre están presentes dentro de las decoraciones estilo nórdicas. Cojines, tejidos, mantas y demás, todos con diseños modernos y en colores neutros. Estos te ayudarán a crear una bella decoración estilo nórdico con total facilidad.

A pesar de que es un estilo relativamente nuevo, ya se ha convertido en todo un clásico de la decoración de interiores. Y a pesar de ser ya todo un clásico, también es un estilo de tendencia que grita modernidad. ¿Qué podemos decir? Solo maravillas con el estilo nórdico. Así que no hay excusas para integrarlo en tu hogar.