6 Consejos para decorar jardines pequeños con flores y piedras

Uno de los puntos más importantes al momento de formar un jardín es la planificación. Y esto cuenta con la decoración de cualquier espacio pequeño en general.

Con los jardines pequeños se debe cuidar la ubicación de cada planta, pensando siempre en sacar el mayor provecho del espacio, y también en el crecimiento de las mismas. Al mismo tiempo, debes pensar en los elementos decorativos, en la imagen que le darán a tu jardín, y en que sean útiles para el mismo.

En ese sentido, las piedras son uno de los mejores aliados para decorar jardines, sobre todo pequeños. Te ayudan a definir y delimitar espacios, a rodear plantas, a crear decoraciones innovadoras y únicas, y mucho más. De igual forma, para los jardines pequeños, donde no se pueden incluir muchas cosas, añadir flores de colores brillantes es la mejor manera de obtener una decoración plena y completa.

Aquí tienes 6 consejos para decorar jardines pequeños con flores y piedras:

1. Pequeño árbol rodeado de piedras

Pequeño árbol rodeado de piedras en un jardín pequeño
Fuente: Pinterest

El hecho de que cuentes con un espacio pequeño para el jardín no quiere decir que no puedas incluir un árbol. Recuerda que el crecimiento de las plantas depende del tipo de podado que les des. Así que, no hay excusa para incluir un pequeño árbol en tu sitio.

Pero si lo harás, que sea con piedras rodeándole e incluyendo flores de colores vivos. En este ejemplo puedes ver piedras de distintos tonos que rodean y delimitan al árbol. Las piedras cuentan con un tamaño regular entre sí, lo que da una imagen más elegante y menos rústica. De igual forma, las flores de verbenas contribuyen con una explosión de colores.

2. Piedras pequeñas y grandes para un enfoque rústico

Piedras pequeñas y grandes para un enfoque rústico en jardines pequeños
Fuente: Pinterest

Por otro lado, si lo que quieres es darle un look totalmente rústico a tu jardín, un estilo muy presente en las decoraciones modernas, opta por piedras grandes e irregulares. La clave está en contrastarlo con otros elementos dulces y sutiles.

Aquí puedes ver piedras nuevamente rodeando a las plantas. El tamaño de las mismas automáticamente da una impresión tosca y de carácter imponente. Una sensación rústica que sienta muy bien dentro de las decoraciones modernas. Mientras que las flores y hierbas aromáticas, incluyendo lavanda, contrastan con una imagen delicada y suave.

3. Bellas flores recubriendo las piedras de un jardín pequeño

Bellas flores recubriendo las piedras de un jardín pequeño
Fuente: Pinterest

Siguiendo con la temática de decoraciones rústicas, la clave para conseguirlo en jardines pequeños es jugando con piedras grandes, de distintos tamaños, tipos y también distintos tonos.

En el caso de este ejemplo, puedes ver una forma bastante original de formar un pequeño jardín o área verde para el hogar. Entonces, el estilo irregular de las piedras y su imagen fuerte y tosca, junto a las flores de cubierta color púrpura, añaden mucho decoro a esta pequeña zona verde.

4. Un suelo elegante con piedras de río negras

Un suelo elegante con piedras de río negras en un jardín pequeño
Fuente: Pinterest

Las piedras de tonos oscuros tienen un efecto elegante sobre las decoraciones. Tanto en decoraciones internas como en las externas. Si buscas un enfoque sofisticado para tu jardín, no dudes en añadirlas.

Aquí puedes verlas empleadas como decoración para el suelo. Al mismo tiempo, las piedras de río negras tienen un buen contraste con el rosa coqueto de las flores. De igual forma, trata de un espacio mini cargado de estilo que no requiere de mayores dimensiones para destacar.

5. Tendencia decorativa: macetas derramadas

macetas derramadas en un jardin pequeña con flores y piedras
Fuente: Pinterest

Actualmente hay una gran tendencia decorativa para jardines conocida como ‘macetas derramadas’. En suma implica tender la maceta en el suelo, simulando su caída, y ubicar las plantas y la tierra como si esta se hubiese derramado naturalmente.

Jugando con un suelo de piedras claras, como puedes ver con este ejemplo, obtendrás que el efecto ‘derramado’ se note con mayor lujo de detalle. Así que es una grandiosa forma de mezclar piedras y flores para decorar jardines pequeños.

6. Piedras blancas y grandes en vez de césped

Piedras blancas y grandes en vez de césped en un jardin pequeño
Fuente: Homify

Pues bien, teniendo en cuenta que existe una infinidad de piedras, dependiendo del tipo que selecciones puedes hacer que el estilo de tu jardín cambie en gran medida.

Con piedras de río blancas usadas para cubrir el suelo, obtendrás un enfoque fresco y atemporal que combina bien con cualquier tipo de decoración. Las piedras como base en el suelo son una buena solución para reemplazar el uso de césped, considerando los costes de este.

Aquí puedes observar un juego interesante que combina diversas decoraciones, incluyendo macetas grandes de varios diseños, un suelo de rocas blancas, y un pequeño jardín vertical; ideal para aprovechar cada rincón del espacio con el que se cuente.

Por lo que, no queda duda de que formar un bello jardín con poco espacio no requiere de mucho, y que las piedras y las flores serán tus mejores aliados para ello.

Si quieres más tips de decoración, aquí tienes más ideas:

Decoración de balcones grandes: 6 ideas asombrosas