Tips para Decorar un salón Amarillo

Al decorar tu salón puedes usar amarillo en dos formas: una como color principal, al revestir paredes y pisos, y utilizarlo en la mayoría de muebles; también lo puedes usar como tono secundario, pero importante en tu decoración.

Usándolo en elementos decorativos puntuales como jarrones, cojines, macetas, entre otros; de esa forma, el amarillo se convierte en un toque de color.

Recuerda que el amarillo, va bien con casi todos los estilos decorativos, pero en algunas ocasiones causa cierto rechazo, por lo que hay que usarlo con cautela, saberlo combinar con colores que sean tanto complementarios como contrastantes. A continuación te presentamos algunas imágenes y consejos.

1. Salón amarillo Moderno y luminoso

Decoracion2.com

En este salón el amarillo y el blanco son los que mandan, podrás notar la sensación de alegría y luminosidad que da a la estancia.

El amarillo combina con casi todos los colores, pero con el blanco, es una apuesta segura a ganador, y no hay ese rechazo natural al amarillo porque no se ve recargado.

La combinación del sofá blanco con el mueble amarillo es genial, se repite en la pared y el biombo, generando armonía; el suelo con alfombra blanca hacen resaltar los detalles amarillos: cojines, mesa con encimera y bajera en amarillo, lámpara de mesa y el marco del espejo.

2. Amarillo como secundario

I.pinimg.com

Al principio te comentamos que el amarillo podía usarse como color principal o como secundario en la decoración, arriba podrás observar esa decoración secundaria, en este salón predomina el gris en paredes, sofá y suelo con su alfombra peluda, es una decoración con tonos oscuros y neutros.

Pero puedes admirar el toque de color que añade el amarillo con pocos detalles decorativos, como los cojines en textura similar a la alfombra, las figuras geométricas pintadas en la pared en amarillo y blanco y las cortinas que además de luz dan movimiento y alegran la estancia.

Decoratip: No te pierdas estas ideas para decorar salones nórdico con cortinas adecuadas, son impresionantes.

3. Calidez y armonía para el salón

I.pinimg.com

No puedes dejar pasar por alto esta alternativa que te brindamos, un salón pequeño en estilo rústico moderno, en el que los muebles cómodamente tapizados en amarillo pastel, que invitan al descanso, se combinan divinamente con las paredes, cortina, los detalles de los cojines y el jarrón sobre la mesa de centro en madera natural.

También  podrás casi sentir el ambiente lleno de calidez, luz y la intimidad que necesitas, con el que contribuye la hermosa chimenea encuadrada en ladrillo en obra limpia, que naturalmente,  te ayudan a reducir el estrés y la tensión.

4. El sol en tu salón

I.pinimg.com

Si te atrae el amarillo por ser  un color alegre, que asemeja al sol y sirve para iluminar, esta idea te puede gustar porque te permite ampliar y avivar tu salón. En invierno te hará rememorar al verano y, te ayudará a mejorar tu estado de ánimo y te aportará entusiasmo para comenzar cada día con mucha energía.

Podrás notar que el detalle en negro con pocos adornos sobre la pared amarilla, la hace agradable a la vista y hace juego con la cómoda en madera pintada de amarillo generando esa armonía visual que tu salón necesita.

5. Rústico, cómodo y amarillo

Arqhys.com

Hemos insistido que el amarillo encaja en casi todo estilo decorativo y, en la imagen, puedes ver un ejemplo de cómo luce de maravilla en un salón rústico, donde la decoración con amarillo a través de elementos específicos como muebles y pared armonizan con la pared de piedra.

Los artículos en madera natural: el librero, la cómoda y la mesa de centro van de la mano con la alfombra estampada, en un clásico estilo rústico, en el que el amarillo reluce sobre los otros tonos.

6. Pocos detalles bastan

I.pinimg.com

Esta foto te debe transmitir esa sensación de que el amarillo es un color atractivo, estimulante y cálido, y que pocos detalles en ese color pueden aportar luminosidad, elegancia y alegría a la estancia. 

El suelo en madera natural se conjuga con los bellos cojines amarillos y el detalle floral sobre la mesa aporta calidez y personalidad a la estancia y, aunque se trata de una decoración muy minimalista se siente cómoda y amena.

Decoratip: Estos consejos para decorar tu hogar con cojines amarillos te van a encantar.

7. El amarillo en su lugar

Elblogdeldecorador.cl

La calidad no tiene que ver con la cantidad, como te enseñamos arriba, el salón irradia luz, color y alegría, puedes notar que no se trata de una cortina corrida en amarillo, ni los muebles totalmente en amarillo, solo unos cojines y la alfombra con delicados cortes geométricos.

Estamos seguros que te gustaría que el salón de tu casa luzca la alegría, juventud y dinamismo que emana de la foto, solo se deben cuidar detalles, como los recuadros en la alfombra y en la pared en perfecta sintonía.

Este salón simplemente te muestra cómo usar casi por completo el mismo color en todos sus matices desde el más oscuro hasta el más claro que en este caso es un amarillo pálido que asemeja al blanco.

Decoratip: No te pierdas estas 15 ideas para decorar salones en blanco y amarillo.

8. Luz y armonía para el salón amarillo

123rf.com

Te gusta el amarillo, pero no quieres sentir que tu salón causa rechazo visual, en la imagen tienes una idea genial; aunque el salón sea amplio no busques recargarlo.

El amarillo de tono mostaza de las paredes se combina espléndidamente con los muebles y sus originales cojines, además de la alfombra de estampados en color ocre y terciopelo dan una armonía perfecta.

En este salón el amarillo se convierte en el cómplice de la decoración de concepto abierto, para no recargar de luz el lugar los tonos en madera oscura de la ventana, la mesa y la viga, más el blanco que acompaña persianas, techo y marcos de puertas y pisos disminuyen ese efecto.

9. Los colores neutros y el amarillo

I.pinimg.com

Si tu salón está decorado con tonos oscuros o neutros y quieres añadir un toque de color, el amarillo se puede convertir en la mejor opción.

Esta imagen te enseña cómo lograrlo, las largas, pero angostas cortinas, el cojín y los jarrones, sobre la mesa y el librero, aportan ese amarillo que simboliza el sol, el calor y la alegría.

De esta forma, el amarillo se convierte en un toque de color y no en el tono principal de la decoración, pero siempre en armonía con los otros elementos como los muebles y la alfombra.

Son innumerables las opciones para decorar en amarillo un salón, sólo te hemos ofrecido algunas, son pocas, pero en ellas habrás podido sentir que el amarillo transmite la energía que necesitamos a diario.

No es necesario que esté por todos lados, basta que se note en ciertos muebles, paredes y artículos decorativos, para que tu ambiente sea vea reluciente y luminoso.

Anímate y ponle color a tu salón, lleva el sol a tu sala, llénala de luz y color, el amarillo es un color con mucha fuerza, pero no te amilanes de usarlo, la clave es combinarlo bien, conseguir ese o esos compañeros ideales, para conseguir una estancia afinada que no resulte muy cargada y chillona.

Descubre más Tips de decoración en los siguientes artículos:

Ideas para tu salón pintado de Beige

Resumen
Tips para Decorar un salón Amarillo - Decoratips
Título del artículo
Tips para Decorar un salón Amarillo - Decoratips
Descripción
El color amarillo es el color de la energía, la vida y el positivismo. Dicho así ¿Quién no querría decorar su salón con este color? El problema es que si se utiliza mal puede acabar siendo agobiante. Por eso mismo en este artículo te enseñamos como utilizan este color los decoradores profesionales para darle un toque brillante a sus salones. Esperamos que te guste y sobre todo que te inspiren.
Autor
Autor
Decoratips
Logo