¿Cómo decorar un porche de entrada?

Desde el punto de vista de la arquitectura, el porche es una superficie techada que se adosa, en este caso, a la parte delantera de la casa, en el terreno de la decoración, el porche es el área que causara la primera impresión de tu casa, ya que al estar al frente, será la tarjeta de presentación de tu hogar, tanto para los que entren a tu casa, como para los transeúntes que solo pasen frente a ella.

noaingares.es

En este sentido, el porche se considera como una extensión de tu casa y da una idea de cómo es ésta en su totalidad, como lo dice el antiguo proverbio “como es afuera es adentro”, es por ello que debes asegurarte que sea lo más hermoso posible.

Te daremos algunas ideas para que puedas decorarlo, haciéndolo muy atractivo estéticamente, y funcionalmente, un espacio confortable, para departir con familia y amigos, merendar o simplemente para relajarse, todo ello con muy poco dinero pero con gran gusto.

Porche y jardín

enchantedhome.com

Por lo general, el porche es la segunda parte que el visitante encuentra de tu casa después del jardín, es por ello que un estilo de decoración consiste en integrarlo al mismo, algo así como una continuación del jardín pero techado. Para ello debes colocar macetas de arcilla o terracota (nada de plástico), en el piso, medias paredes y como colgantes, con plantas del mismo jardín y flores de colores vivos.

Este estilo ecológico, hace que el estar en tu porche, se sienta permanentemente en el jardín y en contacto con la naturaleza, lo que hace que las tertulias en este espacio sean, a la vez, estimulantes y relajantes.

Decorando con iluminación

Pinterest

Resulta obvio que el porche, como ambiente que forma parte del hogar, debe tener iluminación independiente, sin embargo, por ser un segundo estar de la casa, el nivel de iluminación debe ser un poco más tenue para crear un ambiente de intimidad y calma.

Esto lo puedes recrear utilizando bombillas con brillo graduable, incrustadas en el techo en cantidad de 3 o 4 dependiendo del tamaño del porche, así tendrás una iluminación localizada.

Durante el día debe estar iluminado completamente con luz natural, por lo que si posee cierres laterales, estos deben ser con grandes ventanales sin cortinas. Otro punto importante es que si siembras árboles o arbustos en tu jardín, estos no deben estar al frente sino en los lados del porche, de esta manera no serán un obstáculo para la entrada de la luz pero servirán para refrescar el ambiente.

Los muebles

elmueble.com

Todo porche requiere de mobiliario que combine con su estilo y color, lo primero que debes considerar es colocar una mesa redonda con sillas, todo de estructura sencilla y liviana, por ejemplo, si es de estilo rustico o de madera, lo ideal es el mobiliario de mimbre, si es de estilo moderno, le quedara perfecto un juego de sillas de estructura de metal en color negro, recubiertos los asientos con almohadones en colores claros.

Los anterior puedes acompañarlo con un sofá de 2 o 3 asientos tipo modular, con estructura en madera oscura y asientos de color blanco, en el que irán varios cojines de colores contrastantes con los asientos. Muy importante que hayan, por lo menos, 2 sillas más que el total de los habitantes de la casa, para recibir visitas en el mismo espacio.

Decorando con cuadros

Los cuadros son un recurso simple y barato de decorar las paredes de tu porche, lo ideal es que no sean pinturas sino fotografías, a color, de escenas familiares. Si deseas dar un aura retro, pueden colocar carteles de eventos pasados, eso sí, que sean también a color para imprimir alegría a la escena.

Con referencia a sus marcos, si el porche es en madera, los marcos los puedes colocar en madera ornamentada para que rompas con las líneas rectas típicas de la madera. Si es en estilo moderno, puedes usar marcos de metal en negro, sin brillo y ornamentados, para dar una sobriedad elegante.

Fuentes de agua

En la mayoría de las veces, el porche es un oasis de paz que invita a la contemplación del cielo en las noches despejadas, como una forma de retraerse del ajetreo diario. En este contexto, resulta perfecta la colocación de una fuente con luces cambiantes de color que se reflejen en el agua, bien sea ubicada en el jardín o en uno de los lados internos del propio porche.

Ella es un objeto que te invitara a la relajación, bien sea observándola o por el sonido del agua al correr.

¿Qué materiales debo tener a la mano?

Lo más costoso del porche es la estructura en sí, pero la decoración te costara muy poco dinero si te animas a tomar parte activa en su ejecución y creación de tus propios adornos.

Lo que, con seguridad, te puede resultar de mayor precio, son los muebles y sofá, sin embargo ellos puedes obtenerlos transformando sillas y mesas que ya no uses o que te regalen tus amigos y vecinos, que seguramente estarán felices de deshacerse ellos. Esto tiene la ventaja de que podrás darles una segunda vida, para que te ajusten perfectamente a tui porche, todo esto te permitirá un gran ahorro.

En referencia a adornos como los marcos de los cuadros y macetas, puedes encontrarlos a muy buen precio en las tiendas de segunda mano o modificando otros que ya poseas. Para la iluminación, basta con que conozcas un poco de electricidad y tener cuidado de asegurarte que los cables queden ocultos, una buena estrategia para esto último, es pasarlos por las juntas de las paredes y canales de los techos.

De todas formas, en el mercado existen luces, que usan baterías, y que se pueden controlar por vía remota por lo que no necesitaras instalar cableado sino solo ubicar la lámpara donde deseas y ¡listo!, incluso se les puede ajustar su nivel de luminosidad y, hasta cambian de color.

Las fuentes de agua resultan costosas si las construyes, pero una solución barata consiste en adquirir fuentes que venden en las tiendas, las cuales puedes ubicar en cualquier sitio siempre que tenga cerca un tomacorriente, además debes asegurarte que tengan la iluminación de tu preferencia y que el motor con el que vienen equipadas sea silencioso.

Ahora ya tienes idea de cómo decorar tu porche, solo te queda escoger la que más te guste, adaptarlas a tu caso particular en tamaño, color y estilo, tomar ánimo y comenzar a trabajar.