10 consejos para decorar una habitación juvenil

Aquí está … una de las preguntas más importantes en todo el ministerio juvenil: ¿Cómo puedo crear un espacio atractivo para los adolescentes? Hay muchas iglesias grandes que pagan un buen dinero para que sus ministerios juveniles tengan centros juveniles nuevos, de vanguardia y de primer nivel. [ Si pertenece a una iglesia que está considerando un proyecto de este tipo, nos encantaría ayudarlo. El mayor consejo que puedo ofrecer en preparación para ese esfuerzo es COLABORAR. Si está luchando para conseguir la aceptación de un centro juvenil dedicado, asóciese con otros líderes ministeriales que puedan beneficiarse del espacio cuando no lo esté usando.] Para todas las otras iglesias que no tienen la necesidad de construir un nuevo espacio, o iglesias que simplemente no pueden pagarlo, este suele ser un proyecto de bricolaje, aprovechando al máximo lo que ya tiene, algunas más exitosas que otras. .

«En general, los adolescentes quieren estar en los mismos tipos de entornos que muchos adultos».

Durante los últimos años he estado ofreciendo servicios de consultoría de diseño a ministros de jóvenes y voluntarios de todo el país que buscan respuestas con respecto a sus salas y centros juveniles. Comenzó con un video de mi amigo, cantautor y locutor Jackie François Angel, realizado después de visitar un centro juvenil que ayudé a diseñar en la iglesia en la que estaba haciendo ministerio en ese momento (en la foto de arriba). Más de una década de ministerio juvenil y trabajo con docenas de clientes de la iglesia me hizo darme cuenta de que a menudo las personas que más necesitan una dirección de diseño son las que tienen la menor cantidad de recursos para llevarla a cabo, y rara vez tienen mucho que decir para adaptarse a un examen físico. medio ambiente al ministerio que ocurre dentro. Algunos ministros de jóvenes tienen un gran ojo para el diseño o tienen a alguien a su disposición que puede ayudar. Por lo demás, la sala de jóvenes (si una iglesia tiene la bendición de tener una) suele recibir poca atención de diseño y rápidamente se convierte en una acumulación de muebles raídos, carteles anticuados y todas las demás cosas que nadie más quería. Esta habitación es el lugar donde esperamos que nuestros adolescentes realmente quieran ir.  

Por supuesto, el Evangelio en sí es un mensaje atractivo y debe ser el núcleo de todo esfuerzo ministerial; sin contenido, el medio ambiente importa poco. Claramente, el ministerio eficaz se puede realizar en cualquier entorno, pero eso no significa que el entorno físico no sea importante. Particularmente en un mundo dominado por distracciones que compiten por el poco ancho de banda que los adolescentes le han dejado a Dios después de la escuela, la banda, el fútbol, ​​los ojeadores, etc., tenemos que liderar con belleza y relevancia a la cultura para establecer un punto de apoyo para que el mensaje llegue. echar raíces. [ Debe decirse aquí que el ambiente del ministerio se crea físicamente pero también se mejora a través de intangibles que la gente crea, como la aceptación, la comunidad, la inspiración y el amor que se ofrece en el interior.] En general, le digo a la gente que los adolescentes quieren estar en los mismos tipos de entornos que muchos adultos: espacios bien diseñados como restaurantes, cafeterías, locales de música y otros lugares que están de moda y llenos de acción. No necesitas hacer nada nuevo o inventivo. Eche un vistazo la próxima vez que esté en un lugar que realmente disfrute y pregúntese qué es lo que lo convierte en un entorno agradable. Hay un puñado de elementos que lo convierten en un lugar realmente exitoso para reunirse, orar, estudiar, recrear, etc. Los he enumerado con algunos consejos prácticos de bricolaje para renovar (y planificar nuevas) habitaciones para jóvenes a continuación. Estas capas de conceptos de diseño lo ayudarán a construir un entorno exitoso para su ministerio.

1. LIMPIE EL DESORDEN.

Una habitación para jóvenes no debe verse como un armario de almacenamiento. Averigüe qué es lo que realmente necesita salir de forma regular y guarde el resto. Si no hay un armario disponible, considere comprar o construir estanterías o armarios. Los artículos que han sido donados o acumulados a lo largo del tiempo y que no está usando están haciendo más daño que bien porque envían un mensaje que está desordenado, al igual que la habitación está desordenada. Cada semana devuelva la habitación a lo que debe estar allí, devolviendo cuidadosamente los artículos sobrantes a un hogar más apropiado. Y si hay cosas que no usa, hay lugares que probablemente se las quitarían con gusto, como el Ejército de Salvación, Goodwill o un refugio local o un centro de rehabilitación. Ser un buen mayordomo y conservar solo lo que realmente necesita y usa es una lección valiosa para los jóvenes a quienes ministra. 

2. PLANIFIQUE EL ESPACIO.

Comprenda qué actividades necesita realizar en la sala. ¿La sala es principalmente para reuniones? ¿Para tiempo de descanso / tiempo libre no programado? ¿Para reuniones de grupos pequeños? Todas las anteriores? Conozca la cantidad de espacio que necesita y comprenda cómo esos espacios deben trabajar juntos. Planear un grupo central de sofás alrededor de un televisor es un buen espacio de salón que puede convertirse fácilmente en el punto focal de un pequeño escenario para montajes, con sillas agregadas al exterior del anillo de muebles cuando sea necesario. En otras ocasiones, esas sillas adicionales pueden estar en el exterior de la sala para que los estudiantes las usen en otras ocasiones para charlar, estudiar y jugar. Piense en una habitación en términos de zonas de espacio. Los materiales y el mobiliario deben cumplir la función de la zona para indicar visualmente lo que está sucediendo en cada área. Dibuje un dibujo a escala de su habitación en papel cuadriculado o en un software de dibujo económico y coloque todos los elementos que ya tiene y los que espera comprar. Puede usar cinta adhesiva para marcar espacios en la habitación para tener una idea de la escala mientras determina cómo desea configurar su diseño. 

3. UTILICE EL COLOR CON SATISFACCIÓN.

La pintura es una de las formas más baratas y rápidas de cambiar por completo la sensación de una habitación. Tienen mucho poder para comunicarse, para bien o para mal. Usar colores locos porque contrastan marcadamente con la estética beige de un salón de clases no necesariamente te lleva más lejos de lo que lo haría el salón de clases beige. Las malas elecciones de color pueden parecer obsoletas y fuera de contacto. ¡Definitivamente no queremos comunicar que estamos fuera de contacto antes de que podamos decir nada! Los colores elegantes abundan en los edificios de nuevo diseño. Puedes verlos en revistas, catálogos, en tv, en tiendas y restaurantes, y en los lugares que visites. Busque lugares que se sabe que son modernos y vanguardistas. Algunos colores funcionan mejor que otros. Toma una foto de cualquier cosa que te guste y llévala contigo cuando vayas a comprar pintura. Si no No confíe en sus propias opiniones en esta área (o no vea los colores demasiado bien), pregúntele a un amigo que crea que tiene buen gusto. Mejor aún, pregunte a algunos de sus adolescentes mayores cuáles son sus lugares favoritos para frecuentar, luego eche un vistazo a los interiores e imite. También puede haber oportunidades para agregar rayas pintadas, molduras u otros materiales como láminas de metal, listones de madera o incluso un revestimiento de tablero pintado (que hace un gran trabajo al proteger las paredes del abuso de sillas).  

4. ¡LA ILUMINACIÓN ES IMPORTANTE!

Además del color, la iluminación es una forma extremadamente poderosa de cambiar una habitación. Desafortunadamente, 9 de cada 10 salones para jóvenes son aulas adaptadas que tienen la clásica rejilla acústica de techo blanco de 2×4 con luces fluorescentes. ¡No es exactamente un lugar divertido e íntimo! Afortunadamente, las lámparas de pie económicas son una forma de mejorar rápidamente el entorno. Target y Walmart ofrecen varios que rondan los $ 20-25. Es posible que pueda enchufarlos todos a un tomacorriente con interruptor o ponerlos en un cable de extensión con un botón de encendido / apagado como el que hacen para los árboles de Navidad. Si desea dar un paso más, puede reemplazar las luces fluorescentes en el techo, o puede agregar luces de lata empotradas, que se pueden ajustar con bombillas LED incandescentes o de colores más cálidos (temperatura de color = 2700 K) para producir una gran ambiente más cálido, más parecido a una sala de estar. Si las placas del techo te molestan, podrías considerar pintarlas. Tenga en cuenta que esto afectará negativamente las propiedades acústicas (no absorberán el sonido también). Otro enfoque es cubrirlos con tela oscura. Dicho esto, en combinación con las luces de lata empotradas, un techo más oscuro (no blanco puro) puede ayudar rápidamente a que una habitación adquiera la sensación íntima de una cafetería o restaurante agradable. 

No se olvide de las cortinas de las ventanas. Controlar la luz en una habitación puede ser crucial en determinadas épocas del día o del año. Las económicas persianas de madera sintética de 2 «son una gran solución para reducir el deslumbramiento y agregar un poco de ambiente hogareño a una habitación. Se pueden encontrar en las tiendas de mejoras para el hogar por alrededor de $ 50-75 cada una y puede colgarlas usted mismo. Una barra y cortinas económicas también puede suavizar la habitación y darle la capacidad de oscurecer completamente la habitación si lo desea. Nuevamente, Target y Walmart están bien surtidos con opciones. 

5. EL PISO NO ES ABURRIDO.

Un buen suelo puede hacer o deshacer una habitación. Si el piso no es algo que pueda cambiar, considere usar alfombras para cambiar la estética. Si puede reemplazar la alfombra vieja o loseta de composición de vinilo (también conocida como VCT, que se encuentra en casi todos los salones de clases en todo el país), considere las tablas de vinilo con apariencia de madera o las losetas de alfombra. Estos productos son asequibles, se ven muy bien y son extremadamente duraderos y fáciles de instalar. En general, los pisos elásticos (duros) como el concreto, el vinilo o los azulejos son buenos para áreas de mucho tráfico y en cualquier lugar donde se sirva comida. La alfombra ayuda a crear una sensación más suave en las áreas que necesitan más intimidad. Los mosaicos de alfombra también son una buena opción para habitaciones más grandes que necesitan un entorno más silencioso para los ensamblajes: son fáciles de limpiar y se usan bien con el tiempo. Hay muchas opciones disponibles en docenas de fábricas de alfombras; visite una tienda de pisos local y obtenga algunas opciones. Verá muchos pisos excelentes usados ​​en los lugares que hemos discutido; restaurantes, cafeterías, bares e incluso en edificios públicos más nuevos como bibliotecas y aeropuertos. Si ves algo que te gusta, haz una foto. 

6. LIBRARTE DE LOS ASIENTOS HORRIBLES.   

Deshazte de las cosas que había cuando eras adolescente. Es asqueroso y es una forma rápida de comunicar que no le preocupa el nivel de comodidad que tendrán los visitantes en la habitación. Los muebles serán una de las adiciones más costosas a la habitación, pero vale la pena el costo. Muchas tiendas de muebles ofrecen excelentes ofertas en cuero básico, cuero sintético y muebles de microfibra que son duraderos y están a la moda. Consulte el número 10 para obtener algunas ideas sobre cómo adquirir muebles bonitos. Hay grandes ofertas de algunos fabricantes en sillas para ensamblar asientos para reemplazar las viejas sillas plegables de metal oxidado que están cubiertas de pegatinas. MityLite hace cómodas sillas de malla que se pliegan o apilan, y no son mucho más caras que las populares pero incómodas y no tan atractivas sillas plegables de metal o sillas apilables de plástico. Además de ayudar a los adolescentes a mantenerse más concentrados al sentirse más cómodos, una inversión en asientos realmente muestra el compromiso de brindar una atmósfera deseable.  

7. DÉCOR Y MÁS.

Todos hemos visto carteles inspiradores con versículos de la Biblia. Algunos son decentes, otros no tan buenos. No se esfuerce demasiado en predicar con su decoración. El arte hermoso y auténtico puede tener un impacto mucho más deseable en el interior de una habitación juvenil que los carteles que los adolescentes pueden encontrar cursis o anticuados. Puede encontrar a alguien en su iglesia a quien pueda encargar que produzca algo apropiado. (¡Asegúrese de examinar su trabajo primero!) También puede usar su logotipo o gráfico como pieza central en una pared de características. Esta podría ser una plantilla pintada directamente en la pared o hecha de otro material. Los fabricantes de letreros y las empresas de láser / chorro de agua ofrecen algunas opciones relativamente asequibles en vinilo, metal, plástico e incluso madera. Nuevamente, asegúrese de que todo lo que haga sea hermoso. Busque la ayuda de un diseñador gráfico que conozca o de alguien que trabaje para una empresa que también fabrique los letreros para evitar pagar dinero por algo malo que usted mismo hizo. Una pared en blanco que esté pintada de un color agradable se verá mejor que una pared llena de carteles kitsch.   

8. SEA INTELIGENTE CON LA TECNOLOGÍA.

La tecnología es cara. Pero también se está volviendo mucho más barato. Puede ser una herramienta muy eficaz para crear un «revuelo» en una atmósfera determinada y hacer que determinadas actividades sean más convenientes. Los bares deportivos a menudo se sienten muy vivos cuando entras. Hay un brillo creado por las pantallas y muchas cosas están sucediendo visualmente. Sin embargo, también hay una forma de perder su mensaje con demasiado. Utilice la tecnología de manera que respalde las actividades que incorpora, no de una manera superflua. Algunos ministerios realmente necesitan mucha tecnología para aprovechar el modelo de ministerio que utilizan. Otros simplemente no lo necesitan en absoluto. Lo más probable es que no necesite una docena de pantallas planas grandes para hacer un buen ministerio. Usar bien una cantidad moderada de tecnología es la mejor política y usarla de manera inteligente.

9. MARCARLO.  

Si tienes habilidades en diseño gráfico o tienes un amigo o voluntario que las tenga, ¡úsalas! Los buenos gráficos, como los anunciantes saben desde hace décadas, son herramientas extremadamente poderosas para la comunicación visual. Los adolescentes disfrutan de un sentido de pertenencia, así que si su iglesia tiene un logo o incluso un nombre para el ministerio, incorpórelo en su espacio para reforzar el mensaje. Si no tiene uno, pregúntele a un diseñador gráfico en la iglesia o considere un concurso de diseño para adolescentes. Ayuda a sus adolescentes a formar una identidad única sobre la que puede construir las bases para un fuerte sentido de comunidad. La incorporación de gráficos en todo el contenido que se muestra (folletos de eventos, letras, anuncios, letreros en las salas, etc.) creará una apariencia cohesiva para el ministerio, que comunica claramente una visión organizada y unificada. 

10. HAZ QUE SUCEDA. 

Muchas veces, los ministerios no están equipados con las herramientas que desean simplemente porque no piden. Hable con su pastor para ver lo que la iglesia puede proporcionar o presupuestar. También puede informar a algunos padres lo que está haciendo y es posible que quieran colaborar para ayudar. Una gran idea para una recaudación de fondos grupal es una venta de basura o tesoro. Anuncie con varias semanas de anticipación que el ministerio de jóvenes aceptará bienes que la gente quiera donar para una venta de garaje en una iglesia pública. Acepte los artículos durante una semana o dos, conserve los artículos que desee y venda el resto. Es posible que obtenga algunos artículos usados ​​en buen estado, dinero en efectivo para cualquier cosa que desee comprar nuevo y cualquier cosa sobrante se puede entregar a otra organización benéfica. Obtienes lo que necesitas, construyes trabajo en equipo entre los adolescentes, elevas el perfil del ministerio dentro de la iglesia, y también puedes hacer algo de alcance social. Es una victoria para todos.